DSC 3937Son aquellos productos utilizados en los tratamientos de las plantas en la agricultura convencional y biológica, para mantener cosechas sanas protegiéndolas contra plagas y enfermedades. Entre los productos fitosanitarios encontramos:

  • Insecticidas
  • Herbicidas
  • Fungicidas
  • Acaricidas
  • Nematicidas

 

  • Bactericidas
  • Rodenticidas
  • Fitorreguladores
  • Feromonas
  • Otros

Los fitosanitarios son en las plantas el equivalente de las medicinas para los seres humanos. Nuestros asociados fabrican productos los productos basados en los productos químicos y en los productos de origen natural para combatir las plagas y enfermedades que afectan a los cultivos.

Los productos para la protección de cultivos, fitosanitarios o plaguicidas son sustancias diseñadas para proteger a los cultivos de plagas, malas hierbas y enfermedades. Contribuyen así a la  producción de alimentos sanos y abundantes.

Desde el punto de vista legislativo se define como producto fitosanitario:

“Las sustancias activas y preparados que contengan una o más sustancias activas presentadas en la forma en que se ofrecen para su distribución a los usuarios, destinados a:

  • 1.1. proteger los vegetales o los productos vegetales contra todos los organismos nocivos o evitar la acción de los mismos, siempre que dichas sustancias o preparados no se definan de otro modo más adelante;
  • 1.2. influir en el proceso vital de los vegetales de forma distinta de como lo hacen las sustancias nutritivas, (por ejemplo, los reguladores de crecimiento);
  • 1.3. mejorar la conservación de los productos vegetales, siempre y cuando dichas sustancias o productos no estén sujetos a disposiciones particulares del Consejo o de la Comisión sobre conservantes;
  • 1.4. destruir los vegetales inconvenientes; o
  • 1.5. destruir partes de vegetales, o controlar o evitar un crecimiento inadecuado de los mismos.”

Durante los años 1980, la aplicación masiva de productos fitosanitarios fue considerada, generalmente, como una revolución de la agricultura. Eran relativamente económicos y altamente efectivos.

El uso inadecuado de algunos productos fitosanitarios han generado algunos problemas y, en base a esta experiencia, los especialistas en la protección de cultivos han desarrollado un método más diversificado y duradero denominado la Gestión Integrada de Plagas.

Por su parte, la industria ha desarrollado productos mucho más seguro, dirigidos al organismo objeto de control y más eficaz contra las plagas, las malas hierbas y las enfermedades, buscando al mismo tiempo el adecuado balance entre la necesidad de aumentar la producción alimentaria con la necesidad de garantizar la seguridad de las personas y animales, de los alimentos y del medioambiente.

Las autoridades, tanto nacionales como europeas, realizan una evaluación adecuada de los datos científicos que demuestren la seguridad y eficacia de los productos fitosanitarios que garantizan que su empleado, siguiendo las instrucciones de la etiqueta, no representa riesgos inaceptables en la salud y el ambiente.

Esta evaluación es un requisito fundamental para otorgar la autorización de venta llamado también registro del producto fitosanitario. 

La responsabilidad de los fabricantes o importadores de los productos fitosanitarios es presentar a las autoridades los estudios o soportes científicos que respaldan la seguridad y eficacia del producto que pretenden comercializar.

Beneficios de los productos fitosanitarios

El uso de los productos fitosanitarios conlleva múltiples ventajas y hace una contribución significativa a nuestra forma de vida. Estas ventajas no se limitan a los usuarios de los productos fitosanitarios. Algunas personas se oponen a menudo a su uso, no obstante debemos recordar que hacen posible la disponibilidad a lo largo de todo el año de alimentos de alta calidad y asequibles a los consumidores.

De la misma forma, el ambiente y las plantas silvestres, los pájaros y los animales se benefician del uso cuidadosamente regulado de los productos fitosanitarios.

  • Aumento de la producción de alimentos: Debemos recordar que si bien la población mundial crece exponencialmente, el área de la tierra dedicada a la producción agrícola y, por tanto, a los alimentos sigue manteniéndose constante. Los productos fitosanitarios permiten que los agricultores aumenten las cosechas y la eficacia de los procesos de la producción de alimentos. Se calcula que el 40% de la producción de los cultivos a nivel mundial se pierde anualmente debido a los efectos de las malas hierbas, las plagas y de las enfermedades de estos. Se estima que las pérdidas de las cosechas se podrían duplicar si no se aplicasen productos fitosanitarios.
  • Disminución en el coste de los alimentos: Ya que el uso de los productos fitosanitarios mejora las cosechas, estos también afectan el coste de los alimentos. Sin productos fitosanitarios la producción alimentaria disminuiría, se limitaría el comercio de muchas frutas y verdura y los precios subirían. Ayudar a mantener el precio de los alimentos es una gran ventaja de los productos fitosanitarios para el consumidor.
  • Beneficios para el consumidor: Los productos fitosanitarios permiten que los consumidores obtengan productos de alta calidad libre de daños causados por los insectos o de los propios insectos. Por otra parte, el valor alimenticio de las dietas en las familias con menores ingresos ha aumentado al poder producirse a costes más bajos los alimentos, ello ha permitido el acceso de las familias a las frutas y verduras frescas, a los cereales, etc.
  • Beneficios para el medioambiente: Si bien los productos fitosanitarios ayudan a mejorar el rendimiento económico de los cultivos y han permitido que las labores agrícolas sean menos arduas, al contrario de lo que algunas personas creen, también han contribuido a la protección del medio ambiente ya que al permitir una agricultura más eficiente, han ayudado a reducir la tala de árboles y ha conservar los recursos naturales. La labranza extensiva de la tierra se ha reducido por el uso de los herbicidas y, como consecuencia, se ha reducido la erosión del suelo. Las pérdidas de materia orgánica del suelo también se han disminuido. El uso apropiado de los productos fitosanitarios ha permitido también controlar especies invasoras y malas hierbas nocivas lo que ha sido importante en la gestión del medioambiente protegiendo la biodiversidad y controlando las  sobre poblaciones de especies nocivas en habitats naturales.

En la actualidad contamos con productos altamente específicos que afecten solamente a las malas hierbas, plagas o enfermedades objeto de control, más seguros para el medioambiente, ya que se disipan más rápidamente, y que se utilizan en cantidades más reducidas de forma específica y eficaz.

Finalmente, es importante recordar que el uso adecuado de los productos fitosanitarios, es quizá, elfactor más importante si deseamos mantener una agricultura sostenible, garantizando un alto nivel de seguridad de la salud humana y animal y el respecto al medioambiente.

El uso adecuado de los productos fitosanitarios significa utilizar el producto fitosanitarios adecuado para lo que se desea controlar, siguiendo las instrucciones que se indican en la etiqueta y aplicándolo tal y como se recomienda.

MAGRAMA.es - Últimas Noticias

MAGRAMA.es quiere ser un escaparate de los alimentos de todos los sectores y todas las Comunidades Autónomas, mostrando el gran patrimonio agrario, alimentario y gastronómico español.